"Roxanne" (Moulin rouge!)

Mi querida, oh, querida gente.

Ustedes deberían saber qué pienso de MR!. xD Es una película que me decepcionó un montón y cuya única cosa me parece rescatable es El tango de Roxanne.

Bueno, ya saben lo obsesiva que soy. Y ¿qué quieren que les diga? Ese cover me caló hondo (?) y, al parecerme injusto que Christian y Satine tuvieran toda la gloria, me puse a buscar cosas del argentino y de Nini y... ._. me decepcioné un montón.

Hay muy poco de ellos, a decir verdad. Es decir, para lo que a mí me gustaría en comparación a la cantidad de material que hay de los protagonistas (... vale, lo sé: son los protagonistas, lo normal es que se lleven la fama xD). Entonces mi obsesión empeoró y bla, bla, bla.

Hice todo el fanmaterial que puedo hacer: gifs y fanfics. Éste es el primero de unos cuantos xD. ♥ En lo personal, me gustó bastante cómo quedó, quizás incluso más de los que hice después. u-u ¿Por qué siempre me pasa eso?

Bueno, cuando suba los otros ustedes me dicen qué opinan ;).

En fin. Para entender el fic en sí no es necesario ver la película, con el video que dejé de la escena basta (O: es la versión extendida/coreográfica de la escena, pero si quieren ver cómo sale en la película, poniendo "El tango de Roxanne" en el buscador de YT la encontrarán de inmediato xD). Dx Eso así, en el fic hay un spoiler del final. Quedan avisados.
Apoyada en el barandal del palco con el cabello suelto, un vaso de wisky lleno de absenta en su mano derecha y la mirada vacía en dirección al salón donde el resto de las prostitutas hacían su trabajo. Pensando en si tenía ganas de fumar o no.

Acababa de terminar con un cliente.

Nada había cambiado desde la muerte de Satine. Algunos clientes dejaron de asistir, pero la mayoría sólo cambiaron de puta. Para ellos no había mucha diferencia.

No, nada había cambiado. Aún sin el diamante resplandeciente, ella no podía brillar. A pesar de que era la mejor actriz, a pesar de que era la mejor bailarina. Siempre fue opacada por la belleza de Satine, incluso con ella muerta. No sabía si estar molesta con la vida por la injusticia o consigo misma por ser tan ingenua.

A los clientes no les importa el talento.

Suspiró; un suspiro que más bien parecía gruñido. Iba a tomar otro sorbo, pero el old fashioned le fue arrebatado de sus manos antes de que pudiera hacerlo. Con molestia miró a su izquierda para encontrarse un par de ojos azules que la miraban intensamente con cierta cuota de burla.

Le quitó bruscamente el vaso al argentino antes de que éste se acabara el líquido verde y tomó un largo y último trago, para después devolverle el vaso vacío. El hombre, recargado de espaldas en el balcón, sonrió.

—¿Larga noche, Roxanne?
—No has dejado de llamarme así desde esa vez. ¿Por qué? —demandó saber luego de soltar un bufido, con la vista en frente.
—Te queda. Mejor que Nini. —Se encogió de hombros, paseando su índice izquierdo por el brazo de la mujer.


Primero, hay deseo.

—Como digas —respondió sin darle mayor importancia. Luego de un breve silencio lo miró de reojo para preguntar—: ¿Entonces quién eres tú?
—¿A qué te refieres?

La fémina sonrió divertida, con un dejo de sensualidad quizás inconsciente (o quizás no), al parecer disfrutando la confusión del actor. Se situó frente a él y entrelazó las manos tras su nuca, apegándose a su cuerpo. Automáticamente un fuerte brazo derecho rodeó su cintura.

—Si yo soy Roxanne, la prostituta, ¿eso no te convierte en... el hombre... que se enamoró... de ? —preguntó fingiendo inocencia, dándole cierto énfasis a lo último. Acortando a cada palabra la distancia entre sus labios hasta llegar a rozarse.


Luego, pasión.

Antes de que él acabara con el prácticamente inexistente espacio entre ellos, un ruido los interrumpió: el anuncio de la llegada de un nuevo cliente. Aunque pensaba no darle mayor importancia, ella se alejó en cuanto oyó el sonido de la puerta. Aparentemente ignorando al extranjero volvió a recoger su cabello en su usual moño y alisó su corsé.


Después, sospecha.

Se dirigió a la escalera más cercana a la entrada, esbozando una sonrisa para recibir al hombre en el vestíbulo. Una sonrisa falsa bastante convincente.

Alistándose mentalmente para una nueva ronda de trabajo.

Comenzó a bajar, sin mirar atrás.


Celos.

—¡Roxanne! —La aludida se detuvo y se giró, con una mirada indiferente que exigía que hablara rápido: no tenía tiempo—. No tienes que vender tu cuerpo a la noche.

Antes de que ella volviera a seguir su camino, él alcanzó a ver una triste sonrisa en su rostro de porcelana, una que aparentaba decir “sí, debo”. Sin responderle siguió bajando lentamente por los peldaños, llamando con su contoneo de caderas y mirada provocativa la atención del nuevo cliente que sonrió con lujuria a penas la vio.


Ira.

Una vez en el primer piso Nini se lanzó a los brazos del desconocido y le susurró algo al oído. Ambos rieron. El argentino sabía que no lo era, pero parecía real. Cerró sus puños con rabia; sus nudillos se tornaron blancos.


¡Traición!

Cuando el amor es para el mejor postor, no puede haber confianza. Y sin confianza, ¡no hay amor! Se lo repetía a sí mismo una y otra vez. Pero seguía cayendo en esa especie de amor retorcido que al parecer funcionaba para ellos... y lo mataba por dentro.

Ambos habían quedado enredados en su pseudorrelación, aún sabiendo las consecuencias de sus actos. Rompiendo su única regla autoimpuesta: no te enamores.


Celos. Sí, ¡los celos! Te volverán... ¡loco!

No te importa si está mal o si está bien —susurró él, cada palabra cargada con más corage que la anterior. Su mirada azul fría, atenta a las caricias que su compañera de tango le profería al recién llegado.

Nunca te enamores de una mujer que se vende. ¡Siempre termina mal!”.

Hay cosas que no se pueden evitar.

:3 Eso. Como siempre, está en FF.net~.

Primero lo había escrito de una forma que, si bien era la misma idea y el casi el mismo desarrollo, el final era un tanto distinto. Pero quedaba como "cortado", así que luego de reescribir y darle un par de vueltas, así quedó. -w- Y me dejó bastante satisfecha, en realidad.

Seguro habrán notado que hay partes en cursiva. Esas son cosas que se dijeron en la película, la última frase es lo que el argentino dijo antes de empezar la canción y el resto es lo que dice al iniciar ésta (así, en orden :3). Excepto lo que dice Nini, que es cómo el argentino introduce la canción, y el "no tienes que vender tu cuerpo a la noche", que es un verso de ésta xD.

@-@ ¿Suena enredado?

o/ Si no vieron los videos que tan amablemente dejé al inicio de la entrada, quizás quieran saber que el primer gif es del comienzo de la escena, cuando se presenta la historia y el segundo es de la canción en sí, cuando Christian (Ewan McGregor) comienza a cantar, aunque de la versión extendida xD. :3 El tango de Roxanne es un cover de Roxanne, una canción de The Police O:.

Eso. XD Quejas, opiniones, dudas, sugerencias, halagos, tomatazos y demaces en un comentario, lo saben ;).

Aiko fuera!!

Comentarios