"Infelicidad" (Peter Pan)

-w- ¿Qué hay?

Ayer conté la trágica historia del destino de la mayoría de los fics publicados aquí. Así que, bueno, recuperando lo perdido, subo aquí algo que escribí hace mucho tiempo. Más que de Peter Pan, como dice el título, es de Campanita (o Campanilla, como tengo entendido que le llaman en España O:. XD TinkerBell).

Verán: hace quién sabe cuántos años, mi tía me regaló un libro llamado "El país de Nunca Jamás y el secreto de las hadas", que narra la historia de una hada recién nacida de Nunca Jamás. Resulta que, como podrán ver en la imagen de la portada que he linkeado, aparece la hada rubia seguramente ya conocida por un montón de gente, la compañera de Peter Pan y eso.

Es un personaje secundario en la historia, a decir verdad, pero hubo una parte del libro (que no citaré aunque lo quiera desde el fondo de mi plutoneana alma porque sería un spoiler feo... aunque, si quieren, puedo hacerlo xD) que hizo que cambiara mi visión de ella y que, de hecho, le tomara un cariño bien grande :).

Siempre he creído que es un personaje que más bien nadie toma en cuenta. XD Yo misma no lo hacía en serio hasta leer el libro. Es un personaje que te simpatiza y ya, te cae mal y ya o simplemente te es indiferente.

Luego Disney sacó películas sobre ella y... ._. uh, son meh (?). No parecen el mismo personaje, la verdad. XD Creo Disney la hizo más odiosa de lo que era necesario, pero no a propósito. Odiosa en plan buena (?). Lo que es triste, considerando que la idea detrás de las películas era honrar a Campanita. Just sayin'...

xD Como sea. Una vez estaba viendo el perfil de alguien en FF.net y terminé revisando sus historias favoritas, que eran en su mayoría de Hey, Arnold y de Ranma 1/2. La cuestión es que entre medio había una de Peter Pan, un fic de Peter y Wendy. :( Y era tan meloso y cursi que me sentí mal por Campanita.

Así que sin pensarlo mucho, abrí un documento y comencé a escribir lo que saliera. xD Y sí que salió algo: una de las cosas más dramáticas que había escrito en mucho, mucho tiempo. O: Otro one-shot cortito.

Una mezcla entre lo que recordaba de las películas, lo que había leído sobre Campanita en mi libro y lo que sentía por lo que acababa de leer que no tardé en subir a FF.net. Y aquí está:
No era feliz.

No siempre, es decir. Amaba su talento, el mejor de todos. Le deleitaba el hecho de poder reparar todas y cada unas de las cazuelas, ollas y sartenes que le encargaban en su taller. Le gustaba pasar el tiempo con los niños perdidos, haciendo tonterías. Gozaba hacer cosas que otras hadas no hacían.

Disfrutaba estar con Peter Pan, recostar su cabeza en la de él para sentir su pelo suave y sedoso. Divertirse y reír juntos. Conocerlo tan bien como para que con sólo ver su nariz pudiera darse cuenta de si estaba sonriendo.

Pero la razón de su regocijo también era la razón de su infelicidad. Él. Con el que pasó por tantas aventuras, desatendiendo su trabajo más de lo aconsejable. El que la humilló más que si una de sus reparaciones hubiera fallado.

La primera vez que se topó con el pelirrojo, lo salvó de un tiburón. Lo llevó a conocer su taller, le mostró todo. ¡Incluso reparó una cazuela en su presencia! Para que así, él viera cuán talentosa era. Cuando terminó de hacerlo, lo único que el joven dijo fue "qué brillante fui al escoger a la mejor de las hadas".

No era cierto. No lo creía en realidad, porque si así fuera... no la habría cambiado por Wendy. No habría pasado todo su tiempo con la humana, ignorándola. No habría ido nunca a Tierra Firme para visitar a la damita.

Si le dolía que coqueteara con las sirenas, el cómo la traicionaba una y otra vez para ir con la señorita Darling la destrozó. Por eso nunca hablaba de él con las otras hadas, por mucho que éstas quisieran oír distintas aventuras. Por eso nunca respondía a las miradas de Terence (por eso y porque toda su atención siempre estaría en el egocéntrico niño perdido). Por eso nunca admitió... cuánto lo amó.

Por él era que a veces, sólo a veces, ella deseaba morir ante una imprudente declaración de incredibilidad. Porque, si eso pasaba, quizás (y ojalá) renacería como una especie de "Wendy 2", encantadora en todos sus sentidos, de la que el muchacho se enamoraría sin saberlo.

Porque si así sucedía, ella sí elegiría quedarse con él en Nunca Jamás en vez de volver a su casa, y le respondería "Claro que sí, Peter, contigo puedo pasar toda mi vida" cuando él le preguntara "¿No te basto?".

Como una hada jamás recibiría esa pregunta, jamás podría responderle como quisiera. Y por eso, Campanita dejaría su taller con tal de que la eligiera ante cualquier otra cosa... renunciaría a reparar cazuelas si pudiera recibir un dedal de él.
¿Qué tal? Como dije, es una mezcla entre la película y mi libro (O: donde también aparece Terence, por eso lo menciono), que vendrían a ser mi canon. Por ejemplo, lo del tercer párrafo (recostarse en la cabeza de Peter y ver su nariz xD) y lo del tiburón es del libro, así como lo de que Peter iba a visitar a Wendy, lo de que le preguntara a ella si no le bastaba y la referencia al dedal son cosas de las películas.

xD Y así.

Me parece curioso cómo hice que todo fuera tan triste y dramático y qué sé yo, siendo que Campanita es de las que mejor me caen y eso.

En fin. He escrito más, sí, pero como dije en la entrada pasada, iré subiendo todo de uno en uno. En todo caso todo está en FF.net :3.

Aiko fuera!!

Comentarios