Prota tipo "Suertudo oportuno"

xD ¡Geeeente zúperwow!

Soy malvada y he semi-abandonado el blog, lo siento ._.U. Mi culpa, lo sé. XD En mi defensa, trabajo en algunas entradas pero la escuela, el sueño y las descargas no me dejan tiempo... no, creo que eso no queda bien a modo de excusa, ¿verdad? xD

Ejem.

El tema de hoy lo auspicia mi padre, que sin quererlo me dio la idea (XD) o.o/. Ahá, así como hay un "Idiota optimista" y una "Niña bien", clásicos protagonistas de shonen y shoujo respectivamente, hay más. Porque no creían que sólo eran esos dos, ¿verdad?

El tipo de protagonista que les traigo hoy se puede presentar en cualquier género, interviene en todos por igual ;). Y, de hecho, un idiota optimista o una niña bien pueden ser a la vez un/a suertude oportune. Seeeh.

Bien, hace poco comencé a ver un dorama coreano que es bastante famoso: Boys Before Flowers (la versión coreana del dorama japonés Hana Yori Dango, que a su vez se basa en un manga del mismo nombre xD). Y es éste un grandioso ejemplo qué exponer... aunque no se preocupen, no será el único XD.


Básicamente la historia trata sobre Jan Di, una chica de no-muy-altos-recursos que estudia en una escuela para gente zúpermillonaria por haber salvado a un chico becado que se iba a suicidar en el mismo establecimiento (se hace famosa y por cuestión de publicidad la dueña del colegio le da una beca).

Es una comedia romántica, gente, así que... bueno, termina rodeada de chicos lindos, con dos interesados en ella. Y ella atraída por ambos y luego no, bla, bla, bla. Uno se convierte en su novio, la lleva de viaje, le compra cosas, el chico pasa de ser zúperrudo e intimidante a ser bastante infantil y tierno, whatever. Pero ella sigue siendo toda buenita y humilde, claro. En un capítulo, la chica de la nada conoce a un tercer X y se vuelve modelo (por un montón de cosas realmente random). Y luego deja serlo (larga historia). Pasan cosas malas, cosas buenas, en fin.

De eso hablaba el otro día hablaba con mi progenitor, y en eso sale el comentario de "todo es demasiado oportuno, la chica tiene demasiada suerte. Y todo ocurre muy rápido" (más o menos así, esa es la idea de lo que se dijo al menos xD).

Y... qué quieren que les diga, gente zúperwow, es verdad.

Ésto me recuerda a la historia de un chico al que sus amigos llamaban Dipsy. Un día, buscando algo que ver en la TV ya que su conexión a Internet estaba muerta, se encontró en un canal X el anuncio de una nueva serie que se estrenaría pronto. Le pareció interesante en los trailers y procuró no olvidar la fecha del lanzamiento del primer capítulo.

Lo comentó con algunos de sus amigos, TW, Lala y Po, y resultó ser que también pensaban verla (quizás no todos, pero para el caso no importa xD).

Llegó el tan esperado primer capítulo. Y vaya, como primer capítulo cumplió su función: llamó la atención lo suficiente como para seguir viéndola. Punto para la serie, llamada "El unicornio volador que creía ser pegaso" (un spin-off de "Donde los unicornios vuelan").

El protagonista no era un unicornio. Era un rinoceronte a régimen, el más pequeño de la manada, que resultó ser el "elegido" para salvar al mundo junto a sus amigos pegasos (tan zúperwow ellos que crearon una fuerte crisis de identidad en el pobre inoceronte, pues se creía uno de ellos).

Por ser el elegido, tenía un enorme potencial que escondía un enorme poder, podía lograr lo que quisiera. Y no sólo eso. Su cuerno era el cuerno dorado de la virtud, que le permitía a él, el más pequeño y débil de los rinocerontes que milagrosamente era el elegido y tenía el poder para salvar el mundo, controlar a las fuerzas de la naturaleza y a los animales, que...

Bueno, es una larga historia. Pero a medida que avanzan los capítulos, nuestro adorable rinoceronte recibe cada vez más ayuda y le pasan cada vez más cosas que le benefician directa o indirectamente. Y termina volviéndose el rinoceronte a dieta que parecía unicornio pero se creía pegaso más poderoso del mundo (u.u siento el spoiler tan descarado para quienes todavía no vieron la serie~).

Nuestro amigo Dipsy, si bien disfrutaba de shows randoms, era un tanto crítico. Y sabía que había algo mal con "El unicornio volador que creía ser pegaso". XD Más allá de el título y la trama en sí, el chico verde no se tragaba el que el rino/unicornio/pegaso/cosa tuviera tanta suerte en su camino.

Es decir una, dos cosas buenas que le pasen vale, no puede estar solo triste y abandonado en el mundo para morir solo en un callejón (bueno, sí, pero no sería lindo mostrarle eso al público). Pero muy distinto es que sea endemoniadamente afortunado y la buenaventura le sonría a cada paso que da. Veinte, treinta cosas buenas que le pasen en sólo cinco capítulos...

Ey, wait. No puedo ser la única que piensa que es demasiado.

No sólo es eso, señores y señoras, señoritos y señoritas. Sino que también nuestro rinoceronte (o protagonista en turno) toma muy buenas decisiones. Y con ello me refiero a que nunca hace nada mal, a la hora en la que debe elegir qué hacer ante X situación sabe exactamente que hacer (primero no, pero luego ya sí) y todos felices. Y si se llega a dar la extraña situación donde no escoja bien, no importa, podrá arreglarlo en su próxima decisión y vuelve al buen camino (?).

Quienes me leen ya saben cómo me molesta que todo sea lindo y hermoso de principio a fin, por lo que éstos personajes me impacientan un tanto xD. Las cosas como son, gente zúperwow, las cosas como son.

Verán, el Idiota optimista se enfrenta a los obstáculos que se le presenten en el camino hacia su gran meta (siempre gana y llega, pero lucha por ello), la Niña bien pasa por muchas dificultades que le hacen mal en cierto grado hasta llegar a su final feliz (siempre lo obtiene, pero sufre por ello).

Nuestro Suetudo oportunista, en cambio, tiene todo en bandeja (XD como dicen aquí en Chilito, es decir que ya está todo hecho). Puede luchar, sí, puede sufrir, sí, se puede esforzar, sí. Pero vamos, que con toda la ayuda que recibe y sus "naturales habilidades" tampoco es que lo necesite tanto.

Siguiendo con mi ejemplo de BBF, la protagonista se esfuerza mucho para ser feliz con lo que tiene y etc. Pero es tan adorable que recibe ayuda de todo el mundo (aunque ella es muy trabajadora y no le gusta recibirla gratis así que da algo a cambio, es otro tema), y si sufre es por amor (ya saben, es una comedia romántica xD). Y, de hecho, más sufren los otros personajes por sus desamores y/o traumas personales...

Otro ejemplo, con un shonen que no es tan conocido como yo creía (xD): Idaten Jump. Trata sobre un niño que adora las bicicletas de montaña, su padre desapareció cuando era chiquito y vive muy feliz con su bicicleta, su mamá y su hermanito (sí, en ese orden).


Un día es transportado a "la Zona X", una dimensión donde las bicicletas lo son todo y las carreras es la manera de resolver cualquier problema xD. Cuando uno gana una carrera ("batalla Idaten " para los amigos) obtiene el emblema de la bicicleta del otro (sí, todas tienen uno). Se dice que al conseguir diez emblemas dorados (emblemas normales xD) se puede regresar al "mundo real". Aunque ciertas bicicletas especiales, las bicicletas Idaten, poseen emblemas de platino, que valen por dos dorados.

El asunto es que el padre del protagonista, Sho, era un gran biker, de hecho él construyó la bici del niño. Y él heredó su pasión por y para las bicicletas, bla, bla, bla, tiene un talento natural para ello y no le cuesta para nada realizar las técnicas más difíciles. Tiene su súper bicicleta que, efectivamente, es una Idaten, gana todas las batallas, salva a la Zona X de la tiranía de un grupo de bikers, bla, bla, bla (otra vez xD).

Es otro ejemplo perfecto. Tiene una facilidad inhumana para hacer técnicas de MTB de la nada sin haberlas practicado siquiera, es transportado a una dimensión donde todo se resuelve haciendo algo en lo que él es muy bueno, resulta ser el hijo de un gran biker, tiene una bicicleta lejendaria, en fin. Además de que va salvando la Zona X del mal y por eso se gana el cariño de todos, que le ayudan con lo que pueden (desde comida hasta entrenamiento, refacciones, etc.).

Como dije anteriormente, los Suertudos oportunos no sólo se presentan en todos los géneros, también pueden compartir otra "categoría": Sho es todo un idiota optimista. Aunque sufre menos que un idiota optimista promedio...

¿Y cuál es el problema de estos protagonistas? Es similas a los otros tipos que mencioné al principio, pero peor. Como lo tienen todo fácil, todo mundo sabe cómo terminará el asunto con una obviedad que aburre. El personaje que es suertudo oportuno tendrá todas las oportunidades para enfrentarse al problema en turno, que llegó en el mejor momento en el que podría llegar (porque, precisamente, se dan todas las facilidades para superarlo).

No vemos a estos personajes pasar malos momentos casi nunca. Realmente no enfrentan problemas "graves" ni nada parecido. Su camino a lo largo de la historia es, en ese sentido, bastante plano. Y en vez de tener altos y bajos como los dioses mandan, a veces se encuentran con un salto o un ligero desnivel, y eso sería todo.

La única manera de porder ver algo de emoción en la historia es a través de sus problemas personales. Jan Di sufre por amor, Sho (aunque la pasa maravillosamente bien en el universo de las bicicletas) a veces recuerda que quiere volver a casa con su familia.

Nos damos cuenta que lo que hace interesante a la historia no es la trama en sí, sino los agregados que van apareciendo en el camino (el problema ocasional, una que otra sorpresa, no mucho más). Y sí, puede servir para pasar el rato. Pueden ser series graciosas o que nos generen de todas formas cierta curiosidad... pero a la larga son bastante olvidables.

Creo que ninguna serie tiene eso como objetivo xD.

Y bueno, gente zúperwow, creo que esto es todo por ahora. Dios, son las tres de la mañana XD. Pero ya era hora de que subiera algo nuevo, ¿verdad?

:3 Tengo dos entradas a medio hacer (sin contar las de Vocaloid), y falta iniciar con el audioblog ;). También estoy escribiendo un par de fics que luego traeré y todo eso. Así que cosas para el blog hay, me falta el tiempo y a veces, tengo que decirlo, la no-flojera xD.

Nos estamos leyendo entonces, seguidores de mi plutoneana persona. <_< Por cierto, aún no sé qué dejar como favicon, ese mundo rojo-gris no me convence. Ya veré qué hago.

XD Como sea~.

Aiko fuera!!

Comentarios

  1. Holaa!!
    T.T POOBRE RINOCERONTE!!(me dió penita)
    Es verdad, choca de sobre manera el prota que de la nada, en su momento de necesidad, le surge la súper-posibilidad de su vida y¡zas! su vida está curada de todo dolor ¬¬
    Propongo al rey de los protas suertudos: Naruto ._.
    En fin.
    Creo que eso sería todo (siguiente entrada (los malvados que son buenos pero después malos pero son malos y después buenos ;D)
    Sinceramente,
    Luna Wolfbright

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pobre rinoceronte? ¿¡Pobre rinoceronte!? ¡Es endemoniadamente suertudo Y feliz. ¿Cómo te da pena?

      Sep, así es. Hacen como que se esfuerzan mucho y qué sé yo, pero a fin de cuentas lo consiguen todo fácil, o más fácil de lo que deberían al menos.

      ¿Naruto? Ñeh, no sé. Eso de media vida discriminado y aislado de la sociedad por la sociedad no me convence, al menos la primera parte de su recorrido se la ganó él. Eso sí, idota optimista everywhere xD. Sho es más suertudo que Naruto~.

      (¿Algo así como ésta entrada, dices?)

      Gracias por pasar y todo eso~.

      Eliminar

Publicar un comentario

Dudas, quejas, sugerencias, flames, proposiciones de contratos millonarios, juramentos de lealtad... siéntete libre de escribir lo que sea, yo contestaré a penas lo vea òwó.