"Amigo" (original). Capítulo uno: "Amigo" [Blogs colaboradores]

Soy un desastre, lo sé xD.

Juro que lo intenté, pero tuve problemas con el inicio y luego la universidad y la vida y esas cosas feas de las que no me gusta hablar cuando estoy aquí lol.

En la entrada anterior hablé de esta historia que escribiría para la tercera ronda de Blogs colaboradores. Dije que comenzaría a subirla aquí hace días, pero bueno. :D Lo importante es que finalmente está, ¿no?

xD Está sujeta a cambios. Aún no sé si escribo bien a la niña. Pero la idea se mantiene. Mil perdones a Aruka y a todos los que han estado esperando esta historia hasta ahora, si es que hay gente que la haya esperado XD.

Siento que escribí mucho diálogo. LOL Definitivamente es más del que estoy acotumbrada, me he dado cuenta de que últimamente prefiero escribir pocos. Son los restos de mi pasado de badficker-que-usa-script que intento superar, supongo (?).

En fin, les traigo el primer capítulo, como pueden leer en el título de la entrada.



Ay, Aiko, qué nombre más original. Staph.
Lo sé, lo sé, gente, es impresionante. Mi nivel de creatividad es más de 9000 xD.

Heeeeere it is, espero que les guste~.
Monty era su amigo. A pesar de que su mamá insistiera que no era real (no lo hacía cuando estaba presente, pero ella lo sabía. La escuchaba hablando con sus amigas), Sofía sabía que sí lo era.

Le molestaba oír a Laura diciendo que sólo era una “tontería de niños” o que “pronto lo superaría”. ¿Qué pasaría si ella le decía que su amiga Claudia no era real? Seguro su mami se enfadaría. Los adultos son extraños.

La pequeña corrió hacia su recámara, donde fue recibida por varios muñecos sentados en torno a una mesa. Sonrió al ver a Monty mirando por la ventana.

—Hola, Sofía —saludó con una voz grave, aún viendo hacia afuera.
—¡Hola! ¿Viniste a tomar el té conmigo? —El aludido finalmente la miró, y ella creyó ver una sonrisa en su rostro.
—Siempre que me invites, claro.

Sofía acomodó a sus “otros invitados” de manera que Monty tuviera un espacio para sentarse, ignorando el hecho de que la mesita era claramente demasiado chica para él. Él no hizo ningún comentario al respecto y se arrodilló en el lugar que la niña le dio, mientras ésta le acercaba una taza de plástico rosa.

—¿Prefieres otro color? Puedo pedirle a Ossy que te de la roja, o a Sally la morada.
—Estoy bien, enana. —Nuevamente, Sofía lo vio sonreír.
—¡Oh, ya sé! A Barbie le encanta el rosa —aseguró con entusiasmo, esperando una muda respuesta de la muñeca que, al parecer, sí llegó—. ¡Sí! Te daré la amarilla que ella tiene.
—Si eso quieres… —Le dio una palmadita amistosa en la cabeza, cuidando no desarmar sus trenzas.

Una vez que terminó de ordenar las tazas, se sentó y comenzó a beber su té imaginario. A su amigo le gustaba el silencio, y lo disfrutó durante los pocos segundos que logró mantenerse.

—¡Ya se acerca Halloween!
—Así es.
—¿Pedirás dulces conmigo? Este año, seré un dragón. ¡Uno grande y fuerte! Daré mucho miedo, necesitaré muchas calabazas.

El aludido sabía que la invitación de la pequeña eran sólo palabras vacías. Estaba demasiado ocupada haciendo “sonidos de dragón grande y fuerte” como para realmente importarle si iría con ella o no. De cualquier modo, dijera lo que le dijera, ella lo olvidaría pronto. Sin embargo, consideró que era apropiado que recibiera una respuesta.

—Me verás ese día. —La niña se detuvo y lo miró unos segundos.
—¿En serio?
—¿Alguna vez te he mentido, enana? —Sofía lanzó una exclamación de felicidad y se paró en un salto.
—¿Tienes una calabaza? ¡Le avisaré a mamá para que te tenga una también! ¿De qué te disfrazarás? Da igual, lo que llevas puesto está bien. —Antes de que el otro pudiera responder, salió corriendo de su cuarto—. ¡Mamá! ¡Monty vendrá a pedir dulces conmigo!

Enana hiperactiva. Primero que todo, él nunca dijo que pediría dulces con ella, sino que lo vería en Halloween. Supuso que era muy pequeña para captar esas sutilezas en el lenguaje; sin importar lo inteligente que fuera, no debía esperar demasiado de ella.

Y segundo, e incluso más importante, ¿por qué seguía llamándolo “Monty”? No podía recordar cuántas veces le había dicho que ese no era su nombre. Bueno, cosas peores le han llamado, ¿no? No era momento de ponerse sensible por una tontería así…

Se levantó lentamente y volvió a dirigirse a la ventana. Miró los autos pasar, algunos demasiado veloces para lo que esa calle permitía.

—La gente no tiene cuidado, pareciera que no le teme a nada —murmuró para sí mismo en un tono reprobatorio—. ¿No lo crees así, Barbie? —Rió. ¿Quién dijo que no tenía sentido del humor?

Claro, sabía que sí había cosas que eran temidas. Muchas. Se le ocurría una en particular que podía aterrar a muchos, y volvió a reír.

Cuando Sofía llegó donde su mamá, estaba agitada. Oh, era tan veloz que hasta sus pensamientos no podían seguirle el paso. ¿Qué era lo que quería decirle? ¡Ah, sí!

—Mamá, Monty me acompañará a pedir dulces —exclamó sonriendo, aún con la respiración un poco entrecortada. Al escucharla, la mujer suspiró.
—Ah, ¿sí?
—¡Sí! ¿Tenemos una calabaza extra para él? No sé si tiene una…
—¿Y no le preguntaste? —La pregunta pareció descolocar a la niña por un momento. Laura rió—. Está bien, veré si hay alguna calabaza para él.

Una gran sonrisa, más grande que la anterior, iluminó el rostro de Sofía. Pero antes de que pudiera expresar su agradecimiento, un estruendo resonó por toda la calle.

—Dios mío, ¿un choque? Ve a tu habitación, cariño, me asomaré a ver qué sucedió.

Para cuando la niña llegó a la pieza, Monty ya no estaba.
¿Quéeee les pareció? XD ¿Valió la pena la espera? Seguro no (?). Espeeeero que les haya generado el suficiente interés para leer los próximos tres capítulos.

Sé,  que debo apurarme con eso, pero quiero creer que una vez dado el primer paso (XD en otras palabras, escrito el primer capítulo), el resto fluirá más fácil. Esta semana sin falta publicaré los capítulos restantes, terminando el domingo con el cuarto, como corresponde xP.

Cumpliré con el plazo final, porque sino retrasaría la reseña de Aruka y eso no sería bueno O:. I can do this xC.

O: Según Word son 773 palabras. Not bad, I guess. o/ El máximo eran 1500, escribí más de la mitad de eso... uh, intento volver leeentamente a mis tiempos de escritura por montones y capítulos kilométricos XD.

Por cierto, no sólo en lo que al plazo respectaba, sino que también fracasé respecto a un intento de portada lol. La imagen de la que hablé en la entrada anterior pretendo ponerla en el último capítulo~.

En fin. Dudas, quejas, sugerencias, tomatazos, dinero y demaces, bien me los pueden dejar en un comentario ;).

Aiko fuera!!

Comentarios

  1. wow, me encanto! es muy tierna la pequeña y nose porque me imagine a Monty muy macabro como un payaso, me gusto mucho la inocencia de la pequeña :) y ese Monty se me hace q es malo XD saluditos y estare leyendote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aw, ¡gracias!

      Qué bien que te haya gustado la niña, no sabía si la había escrito bien. Ha sido una nueva experiencia experimentar con ella xD.

      Ya verás en el próximo capítulo qué o quién es Monty. xD Yo me he encariñado muchisimísimo con él ♥. ;) Me dices qué opinas cuando lo leas.

      ¡Gracias por pasar! ;) Nos estamos leyendo~.

      Eliminar

Publicar un comentario

Dudas, quejas, sugerencias, flames, proposiciones de contratos millonarios, juramentos de lealtad... siéntete libre de escribir lo que sea, yo contestaré a penas lo vea òwó.