"Curioso" (How to train your dragon)

:D Hola, ¿qué tal, gente zúper del universo?

.n. Hace tiempo que no pasaba por aquí, ow. Lo extrañaba~.

Hoy traigo un nuevo fic. Seh.

Verán: este año, por alguna razón, mi fanatismo por Cómo entrenar a tu dragón aumentó un montón. Yo creo que fue gracias a Tumblr, pero no estoy segura XD.

Vi de nuevo la película (x3 y cada vez falta menos para que se estrene la segunda, ¡se ve buenísima!), la primera temporada de la serie (T^T y me encantaría ver la segunda pero ya)... tengo muchisimísimas ganas de leer los libros, pero no los he encontrado para descargar :( (tendré que ver si puedo comprarlos, pero no creo que estén aquí, a decir verdad xD).

Ejem.

El asunto es que hace un tiempo que escribí un fic que estuve maquinando mientras veía la serie. Según he leído el personaje de Astrid es bastante criticado por su conducta hacia Hipo.

Ya saben, primero es zúpermala y lo trata mal pero luego del famoso "vuelo romántico" es zúpercomprensiva, lo apoya y lo quiere y todo eso. Dicen que es muy repentino y que, bueno, él sólo le agrada porque entrena dragones y qué sé yo.

Según tengo entendido, en una entrevista a alguien que trabajó en la película dijo que, en efecto, Astrid no quería al pobre chico antes de la escena mencionada, lo que fortaleció la opinión de a quienes no les agrada xD.

Yo la entiendo. XD Es decir, si alguien que crees un completo inútil resulta que domesticó a una criatura zúperrara y poderosa y te lleva a un mágico vuelo de ensueño... no sé, como que cambia tu percepción de él, ¿no creen?

Como sea. En un intento de justificarla, hice mi aporte al fandom de HTTYD y la verdad es que me gustó bastante cómo quedó~. Ya está en FF.net, como han de imaginar ;).

Antes de leer, deben saber que Móði es el dios vikingo de la furia en batalla. Eso y que dejé todos los nombres en inglés porque el doblaje español y el español latino difieren, así que así queda más... ¿neutral?

Para Astrid Hofferson, el hijo de Stoick, el vasto, siempre había sido, cuanto menos, curioso. Además de su vestimenta, no había nada en él que evidenciara que era un vikingo... mucho menos el que en un futuro sería el jefe de la aldea.

Hiccup era pequeño, débil. Muchas veces molesto e inútil. Aunque reconocía que era muy listo, ingenioso y, sobre todo, perseverante. Su habilidad herrera era incuestionable, ella misma debía agradecerle por una de sus mejores hachas, pero en Berk eso no era suficiente y él era completamente consciente de ello; se esforzaba en tratar de compensarlo de algún modo... lo que, si bien no le hacía menos inútil (y ciertamente lo hacía más molesto), mostraba su nobleza.

Sería incorrecto decir que Astrid sentía simpatía alguna por el muchacho. Más bien era una especie de compasión: él simplemente no había sido bendecido por Móði y difícilmente se volvería el líder fuerte y fornido que su padre quería y su gente necesitaba. Intentaba desesperadamente encajar y el no lograrlo sólo atraía las burlas de los demás.

Nunca tuvo grandes problemas con él (en realidad le era indiferente) hasta que comenzaron su entrenamiento y su incompetencia se dejó mostrar, exasperándola. Parecía que no entendía la seriedad del asunto y, más grave que eso, le estorbaba, cosa que no podía permitir: ella no estaba jugando, era una guerrera y se preparaba para lo que sería el acontecimiento más importante de su vida.

Y de pronto su desempeño mejoró increíblemente. Sin entrenamiento, fuerza o habilidad bélica alguna la alcanzó... y superó. Había luchado toda su vida para ser la primera de su generación en matar a un dragón, había soñado con el día en que lo hiciera y de la noche a la mañana Hiccup cambió las cosas. Debía estar entrenando en secreto o algo así. ¡Ni los dioses podrían haberlo ayudado de esa forma!

Pero nunca imaginó qué era lo que el chico ocultaba en el bosque.

Tenía un dragón. Un dragón vivo. Y no cualquier dragón, su mascota era un night fury. ¿Era verdad lo que había dicho la última noche que los dragones habían atacado? Realmente... realmente había atrapado a un night fury. ¿Por qué no lo mató? Con ello sería reconocido en toda la aldea.

Sí, definitivamente Hiccup era curioso. Intrigante. No podía entenderlo: no quería que delatara al reptil; es más, quería que lo montara. Estaba loco.

Y, para ser sincera, esa había sido la locura más maravillosa de su vida. Vio un lado del subestimado vikingo que jamás creyó conocer. Vio valentía, seguridad y lealtad.

Cada vez la sorprendía más.

Prometió guardar el secreto. Quizás también ella estaba perdiendo la razón. Pero luego de tantas revelaciones (el night fury, el nido de los dragones... Hiccup), era imposible no ceder. Todo cambió para Astrid, incluyéndose, y pasó a estar del lado de los dragones. Del lado de Hiccup.

De un momento a otro, él pasó a ser un héroe. Todo el mundo olvidó lo pequeño, débil, molesto e inútil que era. Ya a nadie le parecían raras sus ideas ni sus inventos.

No podía negar que agradecía todo lo que había pasado con Toothless. Porque sabía que si esa noche la máquina del joven no hubiese funcionado, todo habría seguido como antes. Él nunca habría sido respetado, ella no habría conocido a Stormfly (no sólo eso, ¡habría matado a un dragón!) y... nunca habría cruzado con él más de un par de palabras.

Le seguiría pareciendo curioso y poco más, raro y nada destacable. Y habría perdido la oportunidad de ser sorprendida constantemente por él; por su personalidad, por lo que hacía, por lo que pensaba. Por las aventuras en las que se veía envuelta cuando estaba con él.

Cada vez era algo nuevo...

Y no lo admitiría jamás, pero la verdad era que se preguntaba cuándo él sería capaz de robarle un beso de una buena vez. Eso sí la sorprendería.
Ta-daa!! XD Eso ha sido.

Me costó un montón ponerle un título. Inicialmente era "Observaciones" porque la idea era llevar al fic por la teoría de que a pesar de todo Astrid siempre había estado de una u otra forma pendiente de Hipo. Por ser hijo de su padre o qué sé yo... pero por cómo llevé a cabo la historia, el título dejó de parecer adecuado xD.
O: Quiero en extenderlo un poco más en el futuro.

Así que... ¿qué les parece? ¿El título que le puse queda bien? ¿Cumplí con mi objetivo y comprenden más a Astrid? ;3 Déjenme un comentario y háganmelo saber~.
Aiko fuera!!

Comentarios

  1. "How to train your dragon" es una película fascinante *_*
    Muy bueno tu fanfic por cierto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. .n. Vaya, cuánto me demoro en contestar...

      Es una película genial. XD Me encanta, ¡y me muero de ganas por ver la 2!

      ♥ Awe, me alegra. xD Siento que lo puedo alargar un poco, hay cosas que me quedaron en el tintero y creo que debo desarrollar mejor. Bueno, ya veré.

      ¡Gracias por pasar! :3

      Eliminar

Publicar un comentario

Dudas, quejas, sugerencias, flames, proposiciones de contratos millonarios, juramentos de lealtad... siéntete libre de escribir lo que sea, yo contestaré a penas lo vea òwó.